Movimientos involuntarios
Roberto Castro

Aunque en un acto reflejo la respuesta se produce sin necesidad de que el impulso nervioso llegue al cerebro, llega hasta este órgano, aun después de producirse la respuesta, un impulso nervioso capaz de producir una sensación.
Sin embargo, existen movimientos en el cuerpo totalmente independientes de la acción cerebral. Así, por ejemplo, el movimiento del corazón o los movimientos del esófago y el estómago en la digestión se llevan a cabo sin que en el cerebro se produzca ningún tipo de sensación. A este tipo de movimientos se los denomina movimientos involuntarios.

Todos estos movimientos involuntarios están regidos por el conjunto de nervios unidos a los ganglios que rodean la médula espinal formando el sistema nervioso vegetativo.



 
 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio