Partes del microscopio
Roberto Castro

Un microscopio compuesto es un complejo instrumento que se forma con tres sistemas: el ópticos, el luminoso y el mecánico.

a. Sistema óptico. Sus estructuras participan en el proceso de formación de la imagen y son conocidos como lentes ópticos. Existen tres tipos de lentes: ocular, objetivo y condensador. El ocular y el objetivo participan directamente en la formación de una imagen de mayor tamaño que la del objeto observado. Existen además varios lentes objetivos, cada uno con diferente aumento, que se ubican en una estructura llamada revólver. El condensador es otro tipo de lente, pero su función es diferente: concentra la luz en el mismo plano del objeto, de manera que permite una correcta iluminación asegurando una imagen nítida y clara.

El aumento total puede calcularse con sólo multiplicar el aumento del objetivo por el del ocular. En los microscopios compuestos éste alcanza una 1000 veces, y se obtiene al multiplicar el aumento del lente ocular (10) por el aumento del lente objetivo (100).

b. Sistema luminoso o sistema de iluminación. Consta de tres estructuras: espejo o lámpara, que refleja o produce la luz; diafragma, que regula la cantidad de luz; condensador, cuya función consiste en concentrar los rayos luminosos hacia la muestra.

Sus componentes emiten la luz para permitir la observación del objeto. En un microscopio compuesto la fuente luminosa puede ser un espejo que concentre los rayos de luz solar; o como ocurre en los microscopios compuestos más modernos, se emplea una ampolleta.

c. El sistema mecánico. Es la estructura que sostiene las demás partes del microscopio y le permite moverse. Está formado por el tubo, la platina y el pie. El tubo contiene en su extremo superior el ocular, y a través de él la luz llega hasta el lente objetivo; la platina es donde se coloca la muestra que se va a observar; y el pie es la estructura sobre la que se apoya el microscopio.

En el mecánico se incluyen dos tornillos que facilitan el enfoque del objeto observado: el tornillo macrométrico (permite el enfoque global de la muestra) y el tornillo micrométrico (enfoca detalladamente y con precisión cada una de sus partes). Por tanto este sistema de soporte y mecánico del microscopio está compuesto por: tubo del ocular, revólver, platina, pinzas, brazo, base, tornillos macrométrico y micrométrico.

Conjuntamente se encargan de amplificar la imagen de las estructuras y organismos. El ocular y los objetivos están marcados con unos números que indican el aumento de cada lente. Si multiplicamos estos números, se conoce el aumento total con el cual estamos observando.

El microscopio es un instrumento de gran importancia para el estudio de las ciencias naturales; mediante él descubrimos el mundo diminuto que nos rodea.





 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio