Organización política del imperio romano de oriente
Iván López.

En el Imperio Bizantino el poder ejecutivo reunía casi todo el poder en su persona y estaba presidido por el emperador llamado basileus, quien era el jefe supremo del estado, la Iglesia y el ejército. Alrededor del basileus se reunía un gran número de funcionarios encargados de los asuntos administrativos del Imperio. Dichos funcionarios siempre fueron gente culta y en su gran mayoría leal al basileus, lo que propició una estabilidad política que duró varios siglos.

El Imperio se dividió en varias provincias denominadas themas, que estuvieron administradas por un gobernador o estratega, quien a su vez tenía autonomía en decisiones en asuntos económicos y militares.

A pesar del férreo poder que ejercía el emperador sobre el gobierno del Imperio, los ciudadanos tuvieron plena libertad de expresión en la asamblea que se realizaba en el hipódromo, en la que los diversos grupos representativos de la sociedad discutían los temas de mayor relevancia del Imperio.



 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio